jueves, 19 de mayo de 2011

Matagalpina: La más joven novelista ganadora de concurso nacional

Hoy Fátima Alejandra Villalta Chavarría cumple 17 años. Hace pocos días le anunciaron que su novela “Plagas y anonimatos” fue seleccionada ganadora en la convocatoria del Centro Nicaragüense de Escritores (CNE).

María Elsa Vogl, José Adiak Montoya y Anastasio Lovo, de la Comisión de Lectura, valoraron de Fátima “la calidad de su escritura, precisa y transparente, con la que logra entregarnos el relato sobre personajes de una familia en crisis enfrentado a un mundo cruel, doloroso y terrible, una novela que trabaja la claustrofobia de una mujer por la búsqueda de una felicidad siempre negada por el infortunio, la alucinación y la muerte.”

Cuando por teléfono recibió la noticia, apenas le dijeron “usted ganó el concurso” gritó emocionada, y un rato después la persona pudo terminar el mensaje. “No lo podía creer”. Además de ser joven es una novel escritora “no tengo más de diez narraciones” me confiesa, pero es una lectora voraz, a los quince años “comencé a tragarme los libros que podía”.

Como en su casa no había literatura, se iba a la biblioteca del Banco Central en Matagalpa, donde trabajaba el escritor Edgar Escobar Barba quien notó la presencia constante de ella y la invitó a participar en los talleres que él impartía.

A los pocos días cuando a Edgar le pregunté por el grupo, con su característico ímpetu, me respondió algo así “hay madera, estos chavalos sólo hay que pulirlos, esa chavalita es buena… buena esa chamaca”, entusiasmado y satisfecho.

Revisé las producciones y seleccioné las obras de tres autores: Carlos Hernández, Luis M. Masis, y Fátima Villalta, sin saber que son del grupo literario Heptágono, para publicarlos en mi electrónica revista cultural Idea y en mi blog, siendo la primera publicación de Fátima y de ellos, apenas en octubre del año pasado: http://sergiosimpson.blogspot.com/2010/10/narrativas-de-fatima-villalta.html

Antes, nada más leer le proporcionaba felicidad, no era un sacrificio quedarse en casa encerrada, así evadía la incomodidad que le causaban las pláticas vacías del entorno. Después tomó en serio la escritura. Pero, no escribe diario, lee más, y generalmente luego de unos cuatro libros “me siento para escribir un cuento”… “no lo hago con tanta emoción, sin embargo siente “que me ahogo con las ideas acumuladas durante la lectura”.

La novela ganadora la escribió en menos de un mes. Leyó la convocatoria del CNE el 28 de febrero, y decidió escribir el 5 de marzo, concluyendo el 1 de abril. Sólo dijo: voy a escribir una novela; pero me reveló que “no sabía cómo, nada más comencé a hablar conmigo sobre lo que podría ser, como si “estuviera contándome” lo que sería la historia.

No quería reflejar estilos de otros escritores que admira, sino buscar el propio. Y logró con su obra dramática y circular ganar la convocatoria con una novela que aún desea corregir y hasta cambiar el nombre. Del libro no les escribiré, ustedes esperen a que lo publiquen, y lo disfruten; tampoco quiero revelar más detalles de su vida, espero que la conozcan cuando se presente en público, así como escucharon su inteligencia quienes la vieron cuando ganó el concurso Miss Chiquitita en 1998.

5 comentarios:

  1. Felicidades Fàtima como siempre mi hermano Simpson dandole oportunidad al talento joven, que ojo mi hermano.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades para Fatima, que siga escribiendo que nada la detenga.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Fatima, sos un orgullo matagalpino que seguramente nos dará infinitas alegrías literarias en el futuro cultural de Nicaragua...

    ResponderEliminar
  4. Que bueno que hay jovencitas con ánimos de tomarse el escenario artístico nicaragüense

    ResponderEliminar
  5. FELICIDADES FATIMA REALMENTE ERES DE MUCHA INSPIRACION PARA MI Y PARA MUCH@S MATAGALPIN@S QUE ESPERO SIGAN TU EJEMPLO SIGUE ADELANTE NUNCA DEJES QUE TUS SUEÑOS SEAN DEJADOS EN EL PASADO SI NO CONSTRUYELOS CADA DIA MAS TU ERES CAPAZ DE ESO Y MUCHO MAS YA LO DEMOSTRASTE......... TE FELICITO.....

    ResponderEliminar