viernes, 30 de diciembre de 2016

Sencilla hermosura

Autora: Bianka Weimar. Título de la obra: Eloísa. Técnica: Óleo en tela.

Mire amigo… es única… yo no he visto igual. Todo lo tiene… trabajadora como ninguna… ni para comer se detiene. A las cinco de la mañana está bañadita, olorosa la piel fresca... le sale un natural perfume que uno lo aspira y se encabrita.

Nada más apercibirla a los ojos usted inmediato queda prendado… es que son negros, brillantes, inquietos, y uno no le aparta la mirada… como que lo hechiza a uno. Chorreras de enamorados… mire… no pueden dejar de verla… paso que da… paso que la siguen ojos lujuriosos… y ella sonriendo les sostiene la vista. Usté viera amigo… esos hombres babeados… en ese lugar así se mantiene el puño de jodidos sólo por ella. 

martes, 27 de diciembre de 2016

Mis amigos del FSLN


Escribí en Barricada, periódico oficial del partido, y luego en El Nuevo Diario, afín al sandinismo, durante 16 años criticando a los gobiernos neoliberales, entre pocos sandinistas que comentaban en la página de opinión de ambos diarios. Mis amigos del FSLN me felicitaban.

Recibí elogios porque a diferencia de otros periodistas, que se dijeron sandinistas, no trabajé con los gobernantes ni en los medios de comunicación que trataban de destruir al partido, aun cuando me ofrecieron buen salario para contrarrestar el discurso rojinegro. Siempre les respondí que no soy mercenario, aun viviendo en pobreza no cobré por mi trabajo en las páginas de opinión. Fue mi aporte, modesto, al ideario revolucionario, al pensamiento de izquierda. 

viernes, 2 de diciembre de 2016

Estado de Sitio en Nicaragua

Fotografía cortesía de la periodista Patricia Orozco. (Programa Onda Local)


Casi todo el país fue militarizado el miércoles 30 de noviembre, retenes policiales bajando a pasajeros de autobuses y vehículos particulares, gendarmes agresivos violentando derechos ciudadanos, en el pueblo ofendido renaciendo el histórico rencor contra la tiranía.

El gobierno tuvo miedo a la marcha de miles de campesinos que irían a Managua a protestar pacificamente.  Es imposible no indignarse con los gobernantes represores de Nicaragua.

El presidente Daniel Ortega y su señora carecen de escrúpulos, ordenan vapulear a productores inconformes sin importarles que mueran por ejecución de las fuerzas armadas, y los ofenden llamándolos vándalos. Bandoleros como llamaban a Sandino y sus tropas de campesinos, vándalos como calificaba Somoza a los guerrilleros del FSLN.